Plato Decorado
Platos 2Centro de Reuniones

Plato decorado de cuerda seca

17,00 

Plato decorado con la técnica de la cuerda seca

Cada plato es distinto, ya que esta hecho a mano.

El estilo del plato es el reflejado en el plato modelo.

El precio incluye el transporte al domicilio del cliente en el territorio nacional.

 

Descripción del producto

UN OFICIO MILENARIO

La cerámica es el producto artesanal más extendido y con una tradición milenaria en la comarca de Guadix . Su terreno arcilloso permite hacer una cerámica muy característica, con formas autóctonas como el cántaro, o la jarra accitana, y elaborada por las sabias manos de artesanos alfareros.

Los primeros restos cerámicos hallados en la comarca de Guadix datan de la Prehistoria. Después, con las primeras vasijas que los pueblos procedentes del Mediterráneo elaboraban para su uso doméstico, la artesanía del barro se constituye en el mejor ejemplo de la herencia que han dejado los pobladores de esta comarca granadina. Las tinajas de barro se han utilizado siempre para conservar alimentos. En el Monte Testacio, en Roma se han encontrado ánforas rotas de los siglos I y III d. C. procedentes de Guadix que transportaban aceite, cereales y vino. Hasta las espectaculares creaciones nazaríes, la alfarería de esta zona se ha ido nutriendo de diversas técnicas y materiales. El resultado es una artesanía tradicional, muy particular, que ha ido evolucionando con los tiempos.

Esta artesanía milenaria se ha revalorizado con el tiempo gracias a su labor artística. La alfarería popular granadina mantiene unos modelos y sistemas de fabricación muy tradicionales, a menudo los obradores no han incorporado maquinaria. Hay hornos de leña que remontan su construcción al siglo XIX. Los tornos de Guadix presentan la particularidad de estar empotrados en el suelo. La cerámica que se trabaja hoy hereda las técnicas, modelos y ornamentaciones que ya se obraron desde la época nazarí, abarca variedades como la andalusí, la de reflejo metálico, la de cuerda seca o la más propiamente granadina o de Fajalauza, los verdes y los azules son los colores más representativos y con ellos se trazan estilizadas líneas que realzan la silueta de la granada abundando también pájaros y flores. Azulejería, cántaros, platos, jarras… son piezas significativas y tradicionales que han sido recuperadas por artesanos del Albaicín, Purullena y Las Alpujarras.

 

MAESTROS ALFAREROS
De generación en generación

Guadix, además de ser capital europea de casas-cueva, es cuna de maestros alfareros. Durante siglos, estos artesanos han heredado de sus mayores sus conocimientos sobre alfarería. Ya fueran sus propios padres, en las familias que lo han ejercido, o los viejos artesanos, los maestros siempre han tenido pupilos con los que compartir su ciencia, la ciencia de crear con las manos a partir de un trozo de arcilla. La relación entre maestro y aprendiz ha sido la base para la perpetuación de este oficio.

La cerámica se realiza a partir de la arcilla. Para dar forma a la pieza, el procedimiento más antiguo es usar exclusivamente las manos, también se superponen rollos de barro (urdido) y se emplean moldes. El torneado, la técnica más usual para moldear, se vale de la fuerza motriz de un torno giratorio activado normalmente con el pie por el alfarero, que da la forma deseada al barro con sus manos. La pieza se deja secar un tiempo y se introduce en el horno para su cocción. Para la decoración, se emplean muchas técnicas: la incisión, la pintura, el vidriado, la incrustación…
En la actualidad, un nutrido grupo de maestros sigue dando forma a los materiales, creando en sus talleres obras tradicionales pero también nuevas y originales, y empleando arcilla de la tierra, que moldean gracias a sus conocimientos.
Los pupilos están en el taller de cerámica del Centro Ocupacional Acci, enfocado a la formación de objetos a partir de la arcilla roja. Allí se realizan piezas típicas como la jarra accitana, jarros del vino, toricos, etc, y se decoran platos, murales, placas, etc, con el colorido que dan los esmaltes.

 

CERÁMICA CON HISTORIA

Jarra Accitana: Se llama así por el gentilicio de los habitantes de Guadix (Acci, en la época romana). Realizada en arcilla sin vidriar (por eso no brilla), se le llamaba la “jarra de la novia”, por ser el regalo que tradicionalmente se le hacía. En ella se introducían los regalos en metálico que se les hacían a los novios. Es la pieza decorativa por excelencia y la de mayor tradición de la comarca es una obra barroca de filigrana en barro, llena de detalles ornamentales: pajaritos, flores, hojas…., además de un ejemplo de destreza del alfarero.

Otros objetos decorativos destacados son el torico (una especie de ocarina o silbato hecha en barro con forma de toro) o los cerditos (realizados en arcilla, brillan porque están recubiertos de una capa de vidrio que se fundió en el horno y que se ha endurecido al enfriarse en el exterior. Se utilizan para cocinar pinchos o chorizo al infierno.)

Lebrillo: Es una fuerte de considerable profundidad, una especie de barreño de barro decorado con los colores más representativos de la alfarería de la zona: el azul y el verde, sobre fondo blanco. La quesera (recipiente cuadrado para el queso) o los jarros de vino son otros objetos de uso doméstico característicos de la zona.

Cántaro y cántara: Ambos sirven para guardar el agua, aunque el primero tiene sólo un asa y el cuello más pequeño. La cántara tiene dos asas y se utilizaba para las aguaderas de los animales. El cántaro guardaba el agua para las personas, algo muy necesario en las casas cueva que no disponían de agua corriente.

Codo o tubo: La alfarería está muy presente en la construcción de las viviendas de la zona: desde el ladrillo hasta las tejas, pasando por los azulejos para la decoración y los elementos de fontanería como estos.

Jarrón: En el Centro Ocupacional Acci se están incorporando nuevas técnicas a la ya tradicional forma de trabajar el barro. La principal innovación puede constatarse en la decoración de las piezas, con la utilización de esmaltes.

Juego de café: El verdadero secreto del trabajo bien hecho está en la constancia y el esfuerzo, unido a la dedicación de los alumnos del Centro Ocupacional Acci, que no sólo ponen sus manos, sino también su corazón en la elaboración de estas piezas artesanales

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Plato decorado de cuerda seca”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *